¿Cuánto debes ganar como emprendedor por tu trabajo?

/ octubre 10, 2018/ emprendimiento, tips para emprendedores

El trabajo es algo indispensable para todas las personas, e implica esfuerzo y tiempo invertido en realizar el mismo, motivo por el cual es recompensado con el salario. Pero ¿qué pasa con los emprendedores y sus ingresos? Has pensado cuando debes ganar como emprendedor o como calcularlo, aquí te lo contamos.

Al iniciar un negocio propio siempre vas a querer dar lo mejor de ti a cada instante, sin excepciones, y en realidad eso no está mal. Al contrario, habla muy bien de la persona entregada y responsable que eres.

Pero bien se sabe que todo en exceso es malo y con un negocio propio no puedes caer en ningún tipo de extremos ya que en el terreno comercial cualquier extremo puede causar efectos negativos. Y cuando nos referimos a excesos hablamos tanto de esfuerzo físico o mental como en el aspecto financiero.

Ser el dueño de un comercio implica obviamente que tendrás más responsabilidades que un empleado. Deberás invertir constantemente en insumos y necesidades que amerite el negocio, desarrollar y modernizar las ideas que tengas para tu proyecto.

Pero lo más complicado e importante es hacer los pagos en momento y con el monto correspondiente, esto aplica tanto para los empleados como para ti. Es por eso que a continuación te daremos algunos consejos sobre cómo deberías manejar el aspecto financiero de tu negocio, en especial los pagos.

El trabajo y la paga van de la mano

¿Qué quiere decir que el trabajo y la paga van de la mano? Para el buen funcionamiento de tu empresa necesitas que tus empleados tengan un rendimiento óptimo en sus respectivas labores dentro de tu empresa.

Y este rendimiento siempre se logra incentivando y motivando a tus empleados, haciéndoles ver que sus esfuerzos tienen frutos. Así mismo es importante que te incentives a ti mismo como dueño del emprendimiento por todo el esfuerzo y tiempo que dedicas al negocio, asi que nunca dudes en darte tu paga asi como se la das a tus empleados.

Debes retribuirte tus esfuerzos

Como ya se ha dicho antes el trabajo no es sencillo por lo que no lo hace cualquiera. Tu como el dueño del negocio mereces recibir una paga por lo menos un poco más elevada que el resto de los trabajadores; porque evidentemente le has puesto más dedicación y entrega que cualquier otra persona en el negocio y esos esfuerzos deben ser recompensados.

Claro que puede que exista uno que otro contratiempo con tu empresa y puede que requieras de tu paga para solucionarlo. Pero trata de que no se repita comúnmente porque tú necesitas tu salario también.

Otro error muy común que cometen los emprendedores es no darse una paga. Puede ser que al inicio del negocio no recibas algún ingreso para poder invertir tu pago en el crecimiento del emprendimiento; pero apenas tengas ganancias debes hacerte tu pago.

Es importante que garantices tu pago siempre, porque quemar tus ahorros no es sano, al final terminaras sintiéndose agobiado y sin retribución. En cambio, si recibes tu paga te sentirás satisfecho con tu trabajo y pondrás cada vez más esfuerzo en tu negocio.

No debes excederte

El que hagas tu trabajo con pasión, gusto y esmero no significa que no vayas a cansarte y mucho menos si no cobras lo debido o no te tomas un descanso. Es normal que el dueño del negocio ponga más esfuerzo y tiempo en su emprendimiento pero es importante reconocer cuando te estas excediendo.

Si el trabajo agota mucho o es en extremo extenuante, hay que saber poner un stop para tomar un descanso aunque sea mínimo. El simple hecho de dispersar tu mente del trabajo unos minutos, ayuda enormemente. Incluso, resulta muy gratificante tomarse unas vacaciones para reponer energías.

Sé que la idea de unas vacaciones cuando recién estas empezando en el negocio suena a una idea loca. Pero debes tener en cuenta que si te exiges demasiado puedes terminar agotando a tu cuerpo y mente y echar por la borda todo lo que has hecho. Además, si hablamos de dinero es importante que te retribuyas algo para ti mismo, al fin y al cabo eres el dueño del negocio, trabajas duro y ver frutos te dará más ánimos de seguir adelante.

Ya sabes, ser emprendedor no es sinónimo de pasar penurias. Si organizas de forma adecuada tus pagos y el de los demás lograras mantener y llevar tu emprendimiento hasta el tope del éxito ya que tendrás cada vez más energías para continuar.

Fuente: Entrepreneur.com

Share this Post