6 MANERAS DE PENSAR QUE TE ACERCARÁN AL ÉXITO SI LAS APLICAS DESDE HOY

/ septiembre 11, 2018/ desarrollo personal, éxito personal, Superación personal

6-maneras-de-ALCANZAR-EL-EXITO

Un factor fundamental que permite a cualquier persona alcanzar el éxito personal y profesional es, en definitiva, su fortaleza mental. Esta fue la conclusión a la cual llegó la reconocida psicoterapeuta, destacada por la revista Forbes, Amy Morin.

En su libro llamado “13 cosas que las personas mentalmente fuertes no hacen”, Amy logra identificar un patrón que es inherente a las personas exitosas. Como explica la autora, la fortaleza mental no siempre radica en lo que haces, sino en lo que “no” haces.

Con base en ello, en este caso te explicaremos sólo seis maneras de pensar que te acercarán al éxito; o, en otras palabras, te indicaremos que es lo que debes dejar de hacer si quieres ser una persona mentalmente fuerte.


1. No pierdas el tiempo sintiendo lástima de ti mismo.

Las gente exitosa no pierde su tiempo lamentándose por las condiciones de vida en las cuales nacieron. Tampoco preguntándose por lo que pudo ser; y mucho menos piensan en detenerse por los obstáculos que se les van presentando en el camino. Aquel que persigue el éxito no desgasta su energía ni su tiempo en cuestiones irrelevantes como estas.

Ten presente que la vida no siempre será justa y, precisamente por ello, debes adoptar una actitud positiva frente a cualquier adversidad. Toma todo como un aprendizaje y avanza a tu siguiente objetivo. Recuerda que una mentalidad que te llevará al éxito no es aquella que se quebranta ante el fracaso.

2. No cedas tu poder.

No permitas que otros controlen tu vida. Muchas personas inconscientemente renuncian al poder que tienen sobre si mismos y terminan sometiéndose a la voluntad de los demás. Ten en cuenta que aquel que persigue el éxito no abandona sus ideales ni desvía sus objetivos por intereses de terceros.  Cuando dejas que otra persona tome el control de tus acciones, entonces ya no serás más el constructor de tu camino hacia el éxito. 

3. No le huyas al cambio.

La mayoría de los cambios son inevitables. Cuando eres mentalmente fuerte siempre recibirás los cambios de forma positiva y estarás dispuesto a ser flexible. Mientras que los individuos incapaces de adaptarse al cambio no suelen innovar y terminan estancándose en sus proyectos de vida.

Quizás para muchas personas puede ser aterrador, pero esconderse o evitar el cambio no les traerá crecimiento en sus vidas o negocios. Pensar que las cosas se encuentran bien sencillamente por que funcionan no significa que no puedan estar mejor. Y, en ese sentido, recuerda que el éxito muchas veces llega tras un proceso de innovación.

4. No te desgastes en cosas que no puedes controlar, enfócate en el éxito.

Si te fijas, las personas que se centran en aspectos que pueden controlar suelen manejar menores niveles de estrés y no sufren de ansiedad. Por ejemplo nunca verás a una persona mentalmente fuerte quejándose por el clima. Por el contrario, ella estará pensando en que hacer en ese momento para tener el rato más agradable; como disfrutar de un buen café mientras trabaja, leer un buen libro o escuchar algún tipo de música que te mantenga motivado. 

A pesar de que puede resultar poco agradable toparse con algo de lluvia de regreso a casa, sabes que desenfocarte por cuestiones irrelevantes resulta impertinente inclusive para tu salud. Mientras que una mente enfocada siempre estará dispuesta a disfrutar de cualquier momento y en cualquier lugar.

5. No te preocupes por complacer a todo el mundo

Valora tu tiempo, se consciente de que el tiempo no se recupera y por esto no puedes estar dispuesto a desperdiciarlo complaciendo a los demás. La mayoría de personas se preocupa mucho por lo que los demás piensan y es por esto que se les dificulta decir NO.  Una persona mentalmente fuerte reconoce que cuando se es complaciente puede llegar a ser manipulada más fácilmente y por eso deben mantenerse firmes cuando es necesario.

6. No asumas riesgos que no han sido calculados:

Cuando te lanzas a una aventura sin calcular los riesgos es muy probable que salgas afectado. Por ello, lo mejor es asumir riesgos siempre considerando los posibles resultados que puedan derivar del mismo. Procura hacer siempre la relación entre lo que vas a arriesgar y cual será el beneficio por ello. Infórmate bien de los peligros potenciales antes de consumar una acción. 

Compartir esta publicacion