Préstamos de Bienes Raíces Comerciales: Tipos, Tasas, Cómo Aplicar

La mayor parte de las inversiones inmobiliarias fueron prácticamente un plan «es imposible perder» en los últimos cinco años. pero conforme avanzamos, los capitalistas van a deber andar mediante retos que varios no han enfrentado anteriormente.

Entre los temas que tienen un encontronazo invisible en los valores inmobiliarios es la cadena de suministro. La escasez que existe en la cadena de suministro y la indecisión sobre la futura seguridad de la cadena de suministro tuvieron un encontronazo importante en los costos inmobiliarios recientes.

Géneros de préstamos comerciales

Los préstamos inmobiliarios jamás tienen la posibilidad de ser de talla única. Cada prestatario tiene la posibilidad de tener sus requisitos, y la propiedad para la que se usa el préstamo asimismo puede diferir. Hay múltiples hipotecas de recursos raíces comerciales con distintas tasas, plazos y usos según el emprendimiento inmobiliario.

Este es un préstamo comercial estándar en un largo plazo que se puede soliciar prestado a un prestamista o banco. Si bien es afín a los préstamos hipotecarios, este financiamiento tiene plazos mucho más cortos y usos mucho más extensos. Las tasas de interés tienen la posibilidad de oscilar entre el 4 % y el 7 %, y su duración raras veces sobrepasa los 20 años, en vez del calendario de reembolso de 30 años. Las tasas de interés tienen la posibilidad de acrecentar o reducir según las tendencias del mercado. No obstante, con un préstamo de tasa fija, el pago y el interés continúan estáticos.

Entienda los términos de pago de su préstamo

En contraste a las hipotecas para casas, los préstamos inmobiliarios comerciales traen 2 géneros de términos, préstamos en un largo plazo que duran de cinco a 20 años y préstamos a mediano período de tres años o menos. En la mayoría de los casos, los prestatarios tienen que abonar su préstamo comercial antes del período terminado en el momento en que toman prestado de los bancos. En un caso así, el prestatario paga capital y también intereses a lo largo de los primeros años y después paga el saldo sobrante en una suma global. Posiblemente el prestatario no tenga bastante dinero en el tiempo asignado y, como resultado, refinancie el préstamo o vuelva a calificar para él antes del período global.

Los prestamistas no bancarios comunmente proponen requisitos crediticios menos rigurosos, especialmente para préstamos comerciales, e inclusive tienen la posibilidad de sugerir préstamos comerciales en un largo plazo. Más allá de que estos préstamos están socios con tasas de interés altas, los pagos globales no son recurrentes, puesto que se le deja abonar el préstamo de forma incesante a lo largo de años. La tasa de interés real se apoya en su género de negocio, su solvencia y la salud financiera de su negocio. Las tasas tienden a ser mucho más bajas que la mayor parte de los otros préstamos comerciales.

Préstamos puente

En el vertiginoso planeta de los recursos raíces comerciales, el tiempo lo es todo; la propiedad puede salir al mercado un día y ocultar al siguiente. Los préstamos puente comerciales dejan que los usuarios utilicen un trato y brindan financiamiento veloz en un corto plazo.

Las tasas de interés son mucho más altas que las de los préstamos habituales, y los prestatarios solo abonan intereses hasta el desenlace del periodo de pago en el momento en que vence el valor total del préstamo. Los plazos de pago de un préstamo puente por norma general se miden en meses en vez de años. Los usuarios tienen la posibilidad de actualizar una propiedad para conseguir una ganancia para abonar el préstamo o emplear el período de devolución para buscar financiación con condiciones mucho más convenientes.

Multifamiliares

Estas características comerciales se conforman de pisos «four-plex», entidades de condominio de enorme altura y entidades multifamiliares mucho más pequeñas, que tienen la posibilidad de cambiar de 4 a cien entidades. En contraste a otras maneras de recursos inmuebles comerciales, los plazos de arrendamiento de las construcciones multifamiliares tienden a ser mucho más breves que los de las características comerciales y de áreas de trabajo.

En contraste a las características citadas previamente, las características inmobiliarias comerciales de propósito particular son construidas por el inversionista. En la mayoría de los casos, consisten en lavados de coches, instalaciones de autoalmacenamiento e inclusive iglesias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *