Cómo dejar de procrastinar, eliminar la ansiedad y recuperar tu autoestima

se-mas-productivo-y-enfocate

Antes de leer este artículo haz un simple ejercicio, revisa el tiempo en pantalla que indican las métricas de tu teléfono celular. Si quieres saber cómo dejar de procrastinar, eliminar la ansiedad y recuperar tu autoestima, debes saber que el promedio de tiempo en que una persona normal está distraída en su teléfono celular es de 4 horas al día.

Sorprendentemente es casi la mitad de una jornada laboral legal, 1/4 de un día, 28 horas a la semana (más de un día perdido a la semana), casi 4 días a la semana y 52 días perdidos al año. 

Lo anterior quiere decir que la mayoría de las personas pierde alrededor de 52 días al año distraído en en redes sociales, mirando páginas de compras, leyendo noticias o simplemente compartiendo fotografías de animales en internet. Ahora bien, piensa si tuvieras 4 horas más para hacer ejercicio, emprender tu negocio, leer más, educarte o compartir con tu familia. 

¿Cuántas veces te has prometido cosas que luego nunca te cumples? A continuación, encontrarás 4 pasos que te ayudarán a iniciar tu camino para eliminar la procrastinación de tu vida y te permitirán recuperar la confianza en ti mismo.

Puedes practicarlos uno por uno, cada semana y llevar un registro de los avances que vas haciendo por cada uno de ellos para avanzar con el siguiente cuando hayas interiorizado el aprendizaje. Otra opción es inscribirte al reto “enfócate y vuélvete indistraíble” para que tengas un material de aprendizaje de entre 5 y 15 minutos cada día por 21 días y al final serás libre de elegir una vida mucho más productiva, satisfactoria y tranquila.

Lo importante es que descubras patrones que no sabías que tenías y descubras poderosas estrategias para lidiar con las distracciones que te autoimpones y las que vienen del exterior.

1. Determina tus detonantes internos:

Antes de dejar lo que estas haciendo para levantar tu celular y revisar un mensaje, empieza a tomar conciencia de las emociones que surgen. Tu camino para dejar de distraerte comienza mirando en tu interior.

Descubre qué te hace vulnerable a las distracciones o elementos externos que detonan tu procrastinación. ¿La tarea que haces necesita demasiada energía mental? ¿qué te incomoda? ¿de qué quieres escapar?, una vez identifiques esto debes empezar a trabajar sobre la tentación que te induce el comportamiento no deseado. 

Nir Eyal, habla acerca de cómo identificar estas emociones es el primer paso para llevar una vida enfocada, pues no hay una sola dimensión de tu vida en la que quieras tener éxito que no dependa de tu capacidad de no distraerte y cumplir lo que te propones. 

2. Encuentra tu motor:

Escribe tus objetivos diarios y lo que necesitas llevar a cabo durante una semana en una lista, incluso si piensas que es una actividad sin importancia, si toma tiempo, agrégala a la lista. Toma las tareas que escribiste y clasifícalas usando el método de Eisenhower: 


UrgenteNo urgente
Importante Urgentes e importantes: Estas son las tareas que debes realizar como prioridad. Aquí se ubican las crisis, proyectos con fechas de entrega cortos, Reuniones en el corto plazo, peticiones de tu jefe, proyectos de última hora, etc. No urgentes pero importantes: Estas tareas son aquellas que no requieren hacerse de inmediato pero que afectan directamente tu desempeño si no las realizas, por ejemplo, planificación, formulación de estrategias, objetivos, relacionamientos, etc. Debes tomar todas estas tareas y agregarlas a tu calendario para establecer la fecha en la que la debes realizar. 
No importanteUrgentes y no importantes: Estas tareas son las que debes delegar a una persona de tu equipo o evitar. Por ejemplo, charlas con colegas, ciertos mails/llamadas, tareas menores (no necesitan de ti realmente), prioridades de otro, entre otras distracciones. No urgentes y no importantes: Estas tareas son las que definitivamente no vas a realizar. 

También puedes revisar otras herramientas de organización del tiempo que te ayudarán a generar una planificación clara de lo que necesitas hacer. Recuerda, si no sabes a donde quieres llegar, no sabrás el camino que deberás tomar.

Así que, para dejar de distraerte, debes establecer en qué debes utilizar tu tiempo y recordarte a ti mismo por qué estas tareas son tan importantes para cumplir los objetivos que tanto deseas. 

3. Combate los detonantes externos:

Ya diste un vistazo hacia adentro y descubriste detonantes internos que te hacían tomar el camino de la procrastinación. Ahora es hora de mirar hacia afuera y encontrar aquellos detonantes externos que están afectando tu capacidad para concentrarte y mantenerte enfocado. Aquí una lista de los más comunes: 

  • Notificaciones en tu celular
  • Trabajar al lado de ciertos compañeros
  • No planificar tus comidas y sentir hambre a horas productivas
  • Trabajar al lado de tus hijos
  • Alarmas innecesarias
  • Alertas de noticias y periódicos
  • Llamadas telefónicas inoportunas

Es de suma importancia que conquistes tu mundo externo y silencies lo que te saca de tu zona de concentración total. Recuerda que cuando te distraes, tu cerebro tarda aproximadamente 8 minutos en retomar la tarea que estabas realizando con el mismo nivel de concentración.

Así que limpia tu espacio de trabajo, silencia las notificaciones innecesarias, crea tu templo de concentración y verás que cada vez será más sencillo no sucumbir a detonantes de tu entorno. 

4. Crea pactos:

Es más fácil comprometerte con los demás a constantemente romper lo las promesas que te haces a ti mismo. Añadiendo la presión social de cumplir un objetivo antes pactado hará una diferencia enorme en tu éxito.

Así que, comprométete con un tercero e involucra a otra persona a hacer un cambio contigo y verás que inconscientemente te obligarás a ser efectivo y cumplir los acuerdos que hiciste. 

Si quieres profundizar en cada uno de estos pasos para generar una transformación duradera y además aprender a tener relaciones familiares indistraíbles, ingresa a la Masterclass gratuita del precursor y autor de este método, Nir Eyal. Descubrirás muchas más herramientas para sentirte productivo y eliminar el agobio que sientes al tener una lista de tareas interminable.

¡Quiero ser indistraíble!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.